lunes, 8 de junio de 2009

LA SALMEDINA.

(Mapa elaborado a partir de Fernández Montes, Matilde., La tierra de Madrid en la época del Fuero (siglos XII-XIII), p. 189.



El camino de la Salmedina, que todavía aparece en el callejero de Rivas-Vaciamadrid, recorre la orilla del río Manzanares, frente a Casa Eulogio y en el lado de la Escuela Nacional de Protección Civil.

El nombre de esta ruta, frecuentada por paseantes y ciclistas, está asociado al origen del topónimico de Vaciamadrid. Pero, sobre todo, ha constituido, hasta la llegada del ferrocarril, el camino de entrada a la capital, remontando el Congosto hasta la villa de Vallecas, enlazando allí con el Camino Real de Valencia. Y como quiera que la mayoría de los que acudían a Madrid lo hacían a pie, este camino era casi más frecuentado y conocido que la que conocemos como carretera de Valencia.

Pero antes de caer en el olvido, la Salmedina se convirtió en escenario bélico durante la Guerra Civil, conservándose aún los restos de trincheras, dominando el valle del río. Y así podemos verlas todavía, tal y como nos muestran las fotos del Grupo de Investigadores del Parque Lineal del Manzanares.

Pero fue una especie de despedida, porque recientemente este espacio se transformó en una planta de tratamiento de residuos de construcción y demolición, acentuando la degradación del entorno, trufado de depuradoras, incineradoras, plantas de tratamiento de basuras y mucho olvido, salvo para lo que ha interesado.

Pero el nombre continúa, y gracias a él surgió, por añadidura, el de Vaciamadrid. Así, tal y como nos indica Matilde Fernández Montes en La Tierra de Madrid en la época del Fuero (siglos XII-XIII), Fahs al Madina (Salmedina) y Fahs al Mayrit (Vaciamadrid) designaban una unidad con distintos aprovechamientos. El término Fahs denominaría la extensión del Campo de Madrid en época islámica. Es decir, una especie de distrito o comarca dependiente del concejo madrileño, con usos y aprovechamientos comunes:

"...podemos deducir que el último tramo del río Manzanares antes de su desembocadura en el Jarama, se situaba en el "Campo de la Ciudad", mientras que a continuación, el "Campo de Madrid" ocupaba la confluencia de ambos ríos y parte del curso descendente, donde en el término de Vaciamadrid, hay un territorio que se rebautizó con un nombre tan insultante para la cultura islámica como es "El Porcal"..." (p. 191 supra)

En estas posesiones, que se citan en el Fuero de Madrid de 1204, también se incluiría El Carrascal de Vallecas, que servía de dehesa para el ganado, así como fuente de rentas por el aprovechamiento de bellotas y leña. La extensión de dicho término no se conoce, pero podría haber llegado hasta Vaciamadrid, poniendo el Manzanares como límite. Igualmente se citan las "rentas de Rivas, los molinos y el canal", lo que nos indica el crecimiento experimentado por los antiguos asentamientos musulmanes junto a los cursos de agua de los ríos y arroyos de la zona.

Recomiendo la lectura del citado artículo, especialmente las páginas 190 a 192 y 203 a 205. Además, basándome en el mapa que realizó la autora, os incluyo en esta entrada otro, más sencillo, para interpretar la dimensión de los límites del concejo madrileño en la zona y el origen de los términos Salmedina y Vaciamadrid. En ambos, los vecinos de Madrid podían entrar con sus ganados, por considerarse bienes comunales. A partir del siglo XVI la consideración del lugar como Real Sitio, limitará estos movimientos y cambiará el régimen jurisdiccional y los aprovechamientos de la zona.

1 comentario:

Grupo de Investigadores del Parque Lineal dijo...

Gran artículo. Lo he referenciado en blog.parquelineal.es. Creo que la zona merece especial interés.